Mi príncipe no llega

Mi príncipe no llega

¿Has sentido alguna vez esta sensación que nos invade cuando estamos buscando el amor en cualquier lugar, a toda costa y no aparece … y con más locura aún si tienes +30?

Si es así, bienvenida al club. Estás en el lugar correcto.

Esta sensación de quedarse sola, de no volver a enamorarse, de no encontrar a «tu persona»… es muy asfixiante y es un mito del amor romántico.

Te dicen que «el amor es para siempre»… y si no lo tienes ahora, era aquél que perdiste. Y esto, puede hacer que tires de ex y de agenda, que le vuelvas a echar de menos, que quieras deshacer el pasado solo por tener a alguien.

De incluso llegar a pensar que solo podría salir bien con él, que te has equivocado en tu decisión de querer salir de la relación, que ahora podría ser distinto… que ahora sí podría funcionar... que podéis ir a terapia y arreglarlo porque «el amor está por encima de todo esto» y vosotros «os queréis mucho»…

Já.

Amor, te tengo que decir que NO. Que nada de esto es real.

Tu decisión está bien tomada. Simplemente, te está invadiendo el miedo de no tener pareja, de la presión que supone no tener X o Y en tu vida, de que ese príncipe no llegue jamás o de que te encuentres con otros sapos y sea doloroso.

Quiero que te mantengas fuerte cuando este momento llegue. Que te centres en focalizar la salida del túnel y no de ir de nuevo hacia la oscuridad.

Que te ayudes a recordar porqué es tu ex y porqué no puedes tener una relación con esta persona.

Si estás viviendo esto, aquí tienes mi masterclass Las 5 claves para salir de una relación tóxica. Regístrate y accede de inmediato en tu email.

Aprovecha este momento para centrarte en ti, trabajar en tu bienestar, conocerte, en sentirte mejor contigo misma, en hacer eso que siempre quisiste hacer y nunca has hecho.

Porque si por el contrario, nos dejamos llevar por creencias del tipo: “no me voy a enamorar nunca”, “no voy a conocer a nadie”, “no hay alguien especial para mi”, «soy mala y merezco esto», etc.

Adivina lo que va a pasar…

Las creencias son profecías autocumplidas, es decir… vas a hacer de todo para cumplirlas porque son nuestra máxima verdad. Son como algo que no cuestionamos, que no preguntamos… Te lo crees como que el cielo es azul y punto.

Si te crees esos pensamientos que te dices, vas a conseguir que se cumplan. ¿Y por qué?

Porque así funciona nuestro cerebro. Lo que crees, de lo que estás convencida en tu vida es a lo que vas a tener y ver. Nada más que eso.

Así que yo te propongo que gestionemos esa ansiedad, el miedo, el impulso, las ganas locas de tener a alguien… que no deja de ser dependencia emocional.  

Esto forma parte de tu antigua «yo-dependiente»…que ya no está en ti, pero era un hábito que tenemos que transformar.

Quiero que seas muy consciente de que lo que tu eres, lo proyectas al exterior de la misma forma y por tanto, vas a atraer lo mismo.

Cuánto mejor te sientas contigo, más te conozcas, más sepas quién eres y lo que quieres, puedas poner límites, calmar a la salvadora, ocuparte de ti y de tu niña interna… más fácil será atraer a alguien que esté en el mismo plano energético que el tuyo.

Cuando le dices a alguien que NO porque sabes que no es tu persona, le estás diciendo que sí a alguien que está por llegar.

Puedes llegar a ser capaz de elegir a la persona con la que compartir este momento de tu vida, desde la libertad, sin miedo, desde el saber que puedes estar contigo sola y ser feliz y que también puedes estar en pareja y no perderte a ti.

Si quieres escuchar este episodio completo, hazlo aquí:

¿Quieres contactar conmigo? sígueme en @marina.romes y suscribirte a mi newsletter para estar al tanto de toda la información valiosa para superar las relaciones tóxicas y la dependencia emocional.

Cuéntame en los comentarios si has tenido está sensación de angustia por no tener tu príncipe perfecto y tu familia ideal. ¡Estoy aquí para ti!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *